Las NTICs y el quechua: entre la inclusión y la exclusión

Lelia Inés Albarracín de Alderetes
Asociación de Investigadores en Lengua Quechua

 

INTRODUCCIÓN

Con relación a las lenguas indígenas que aún hoy se hablan en la República Argentina, hay quienes piensan que las mismas deben continuar trasmitiéndose oralmente, de generación en generación,  sin intervención de la escritura, sin intervención de agentes como el sistema escolar.
Nosotros adherimos a otra postura que busca la conservación de las lenguas a través de la escritura y propugnamos la alfabetización de la población en lengua materna como así también la necesidad de que los hispanohablantes aprendan las lenguas de los pueblos originarios.
“Es por ello que defendemos la importancia de alfabetizar en lengua materna a los hablantes de las lenguas minoritarias, para que valiosos testimonios puedan ser atesorados y para extender los espacios de uso de las mismas. Es la comunidad misma la que decide el destino de su propia lengua, pero cuando se advierte que el número de hablantes va disminuyendo, no faltan quienes tienen una visión fatalista sobre el destino final de la lengua achacando cierta indolencia a los miembros de dicha comunidad. Lo que quizás no se comprende, es que la mayoría de los hablantes ni siquiera sospechan que su lengua podría encontrarse bajo riesgo de extinción. Los quichuistas del Salado nada saben de estadísticas, de vitalidad o muerte de lenguas, de sustitución o desplazamiento lingüístico, mientras su kichwa se va mezclando cada vez más con la kastilla.” (Albarracín y Alderetes: 2005a).
“El modelo de exclusión educativa aplicado en el marco del proyecto impulsado por el neoliberalismo, pretende generar una escuela que represente valores culturales y lingüísticos que se construyen aislados de la forma de vida de muchos de los alumnos de este país. En ese sentido, el poder y la cultura dominante conciben a la escuela como un instrumento idóneo para la transición hacia la monocultura occidental y el monolingüismo español, lo cual, obviamente, significará la desaparición de muchas lenguas y culturas” (Albarracín y Alderetes: 2003).  De allí la necesidad de asumir una posición contrapuesta a este intento de homogeneización forzosa, y trabajar para formular políticas del lenguaje que coloquen en el centro de su quehacer los repertorios discursivos y modelos culturales de los sujetos y destinatarios de dichas políticas, es decir, en la construcción de un proyecto incluyente, donde todos podamos reconocernos y aceptarnos, un nuevo proyecto que ponga fin a esta larga discriminación que ha llevado a la negación de los derechos de las minorías, a la intolerancia, al desprecio por lo diferente, en definitiva, a nuevas formas de etnocidio.

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Cuando existe una relación diglósica entre las lenguas, como la que se verifica en Argentina, con una situación conflictiva y de dominación entre la lengua nacional y las minoritarias, las propuestas de preservación de estas últimas se ven enfrentadas a una serie de condiciones adversas como por ejemplo la carencia de métodos, materiales y docentes especializados en las mismas.
Como una forma de contribuir a reparar esta situación, estamos recurriendo al uso de las TICs, a los fines de generar material que pueda ser utilizado en la enseñanza de las lenguas aborígenes, el quechua de Santiago del Estero, en este caso.
Entre las ventajas que encontramos en el uso de las nuevas tecnologías en tareas de docencia e investigación vinculadas al mantenimiento y a la promoción de las lenguas aborígenes, podemos mencionar:

  1. Las facilidades que ofrecen para realizar una publicación ya sea en formato DVD o CDROM en oposición a los costos y demoras que significa publicar un libro.
  2. La facilidad en la distribución de un trabajo.
  3. El acceso de manera simultánea a un grupo de personas.

Entre las desventajas que ofrecen:

  1. Teniendo en cuenta que estos trabajos están dirigidos muchas veces a poblaciones campesinas, se puede deducir que no todos tienen acceso a un aparato reproductor de videos o a una computadora.
  1. Muchos hablantes de una lengua minorizada se sienten intimidados ante la presencia de una cámara o un grabador.

 

ACERCA DE LA LENGUA QUECHUA

La lengua quechua, o quichua -tal el nombre que recibe en la provincia de Santiago del Estero- es actualmente hablada por alrededor de 300.000 personas en todo el país. Son datos aproximados ya que no existe información oficial acerca del número de hablantes. En la actualidad no existen planes de alfabetización en esta lengua y el hecho de que la escuela no sea un factor de promoción de la misma ha condenado a la lengua a un proceso de exclusión y a los hablantes a negar su condición de tal, por temor a la estigmatización. (Alderetes y Albarracín: 2004)
Existen actualmente muy pocos textos escritos en lengua quechua y además no hay una continuidad en la labor de publicación, lo que no permite realizar un estudio diacrónico de la lengua. 

LAS NTICs Y LA LENGUA QUECHUA

Como parte de un curso que actualmente se dicta en la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago del Estero y al que asisten hablantes de la lengua, se realizó una serie de entrevistas a los mismos. Se buscaba experimentar nuevas estrategias de participación de los actores sociales, recopilar textos en esta lengua minoritaria (relatos, canciones, adivinanzas), demostrar a los hablantes el interés que despierta el estudio de la lengua, conocer el estado de la misma, utilizar el material en clase y emprender un trabajo de difusión con la ayuda de las NTICs.
“Por supuesto que no sólo se trata de cambiar contenidos o agentes de enseñanza, sino también es necesario una transformación en la concepción que se tiene de la interrelación entre culturas. La cultura minoritaria, no puede ser vista como un aspecto folklórico y pintoresco de la sociedad, sino que es parte de una construcción permanente y activa de la identidad colectiva. Dinámica que sólo el pleno ejercicio de la democracia permite que se genere”  (Albarracín y Alderetes: 2005b).
Se realizaron dos videos en el que intervienen siete hablantes, de diferentes edades, profesiones, con distintos niveles de escolarización y cuyos lugares de origen no son los mismos. Las entrevistas fueron realizadas en quechua, entre los meses de noviembre y diciembre de 2006, obtenidas y grabadas en soporte DVD y CDROM y que han sido subtituladas en quechua. Esto último ofrece varias ventajas: por un lado permite a los alumnos que están aprendiendo la lengua familiarizarse con la fonética y a la vez entender aquellas palabras que pueden resultar de difícil comprensión, en un primer momento. Por otro lado permite a los quechuahablantes que no manejan la escritura de la lengua, entrar en contacto con ese nuevo código a través de las modernas tecnologías. Además, las condiciones de enunciación se unifican, al materializar el mensaje con su representación gráfica.
La filmación de las entrevistas en formato digital, el proceso de video-edición, el compaginado, el subtitulado en quechua, el diseño de la carátula del DVD, y la impresión de la cartilla con los textos -que acompaña a los CDs-, fue realizada íntegramente por los docentes del curso, con recursos propios.
Esperamos en un futuro próximo, poder poner parte de este material a disposición de otros investigadores y docentes, por medio de nuestro sitio web.

CONCLUSIONES

Una de nuestras primeras preocupaciones fue realizar una inmediata devolución del trabajo realizado. Por lo tanto, todo el material fue proyectado en el aula frente a los alumnos, y luego, cada uno de los participantes recibió en la siguiente semana una copia de los videos de las entrevistas. Algunos de ellos luego nos comentaron que los habían mostrado a sus parientes y a sus amigos. Esto último no es un dato menor, habida cuenta de la autonegación que suele estar presente en nuestros quechuahablantes.
Si bien el trabajo es reciente, hemos podido observar la satisfacción de parte de los hablantes de haber sido protagonistas de esta experiencia. En trabajos anteriores hacíamos alusión justamente a que los hablantes de las lenguas indígenas abren en la escuela libros que no reflejan su lengua y cultura. Consideramos que si estas alternativas tecnológicas son empleadas de manera  sistematizada, las NTICs no serán una herramienta exclusiva de los grupos hegemónicos y nos ayudarán a superar formas de exclusión y discriminación.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Albarracín Lelia Inés y Alderetes Jorge
“¿Homogeneización o Regionalización?” En Actas del Coloquio Nacional A Diez Años de la Ley Federal de Educación "¿Mejor Educación para Todos?", Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba, 2003 (a).

 “La lengua quechua en el noroeste argentino: estado actual, enseñanza y promoción”, en: Lenguas e Identidades en los Andes: perspectivas ideológicas y culturales, pp. 115-133. Quito, Ecuador: Abya-Yala, 2005 (a).

“La lectura en lengua aborigen: el caso  del quechua santiagueño” en Primer Congreso de Lecturas Múltiples, Facultad de Ciencias de la Educación, Universidad Nacional de Entre Ríos, Paraná, 2005 (c).

Alderetes Jorge y Albarracín Lelia, “El quechua en Argentina: el caso de Santiago del Estero”, en International Journal of the Sociology of Language, 167  (Special Issue: “Quechua Sociolinguistics”), 83-93. Berlin: De Gruyter, 2004.

Recursos en Internet

Portal de ADILQ (Asociación de Investigadores en Lengua Quechua), en línea:  http://www.adilq.com.ar.  e-mail:  info@adilq.com.ar

Albarracín Lelia Inés y Alderetes Jorge, “¿Homogeneización o Regionalización?”, Coloquio Nacional A Diez Años de la Ley Federal de Educación, Córdoba 2003, en línea: http://www.adilq. com.ar/ponencia11.html

Albarracín Lelia Inés y Alderetes Jorge, “Lengua propia y exclusión social: los dialectos regionales y las lenguas vernáculas”, Encuentro Nacional de Educación e Identidades "Los Pueblos Originarios y la Escuela", Universidad Nacional de Luján, 2003, en línea: http://www.adilq.com.ar/ponencia14.html

Albarracín Lelia Inés, “La lengua como herramienta de poder”, I Jornadas Internacionales de Educación Lingüística "La Identidad y las Lenguas”, Universidad Nacional de Entre Ríos, Concordia 2004, en línea:  http://www.adilq.com.ar/ponencia18.html