VERSION EN QUECHUA DEL HIMNO NACIONAL ARGENTINO
Presb.Porfirio Miranda Rivera  (1945)

 
Qollqe Llaqta Puytu
Wiñaypaq kachunku t’ikas
Yacharqancheq mask’ayta
Kusisqa pillurisqa kawsana
Tatalitana kusi wañuyta. 

Uyariy yupaychasqa qhapariyta
Qhespisqa, qhespisqa, qhespisqa
Uyaricheq qollana pakisqasta

Qhaway tiyaypi sumaj qosqa kawsayta
Allin tiyanankuta kicharqanku
Uramanta suyus khusqachasqas
Kay pachapi qhespichisqas ninku
Hatun llaqta argentinaman kawsay.

Musoq atipaqkunaq uyasninta
Phiña Dyusmin riqch’an yanapayta
Hatunmin thapachakun sunqonkupi
Purinpi tukuyta kharkatichinku
Inkaq samanasninpis khuyarinmin
Tullusninpitaq kawsarin rawray
Qhawan wawasninta mosoqtaña
Llaqtancheqpa unay sumaq kayninta.

Urqopis pirqaspis yachanku 
Kharkatiy manchay qhaparininwan
Tukuy llaqta t’iqchuyakun qhapariwan
Uqhari makanankuywan kallpasqa
K’upaychakuq ch’oqokuq saqra runas
Thuqarqa asnaq ayaqenta
Uqharinku yawarchasqa aqyanta
Tinkuyta saqra hina munaspa.

Mana qhawanki Méjico Quitoman
Wikch’ukuqta saqra kayninkuwan.
Yawarwan maqch’isqa waqaqta
Potosi, Cochabamba Paztawan.

Mana qhawanki phuti Caracasta
Phuti, weqey wañuyta mast’aqta
Qhawaycheq mikhuqta allqos hina
Tukuy llaqtas atipasqastas. 

Himno Nacional Argentino
Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir. 

Oid Mortales el grito sagrado
Libertad, Libertad, Libertad,
Oid el ruido de rotas cadenas, 

Ved en trono a la noble igualdad,
Ya en su trono dignísimo abrieron
Las provincias unidas del sud.
Y los libres del mundo responden
¡Al gran pueblo argentino salud! 

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar
La grandeza se anida en sus pechos
A su marcha todo hacen temblar,
Se conmueven del Inca las tumbas
Y en sus huesos revive el ardor
Lo que ve renovando a sus hijos,
De la patria el antiguo esplendor. 

Por sierras y muros se sienten 
Retumbar con horrible fragor
Todo el país se conturba con gritos
De venganza, de guerra y furor;
En los fieros tiranos la envidia
Escupió su pestífera hiel
Su estandarte sangriento levantan,
Provocando a la lid más cruel. 

¿No los veis sobre Méjico y Quito
Arrojarse con saña tenaz?
¿Cual lloran, bañadas en sangre,
Potosí, Cochabamba y La Paz? 

¿No los veis sobre la triste Caracas,
Luto, llanto y muerte esparcir?
¿No los veis devorando cual fieras
Todo pueblo que logran rendir?.


 Autor de la versión en quechua: Presb.Porfirio Miranda Rivera
   Publicado en “Revista Geográfica Americana”
   de Buenos Aires, Nº139, Abril de 1945, pag.220.
Material cedido por Rumiñawi (C.I.L. Nardi)


 
 

Regresa a Home Page