" ... Podría haber tranquilamente una rica literatura en quechua con suficientes lectores, puesto que son millones los hablantes de este idioma, siempre que se alcance una lengua literaria uniformada.
Esto último puede ser tarea de las academias de la lengua que algunos pueblos indígenas han creado. O sea, conciliar los dialectos al menos en el terreno de la escritura, y acuñar neologismos dentro del propio sistema de la lengua para nombrar la multitud de elementos nuevos que se designan hasta ahora con palabras tomadas de la lengua dominante. El poder de la academia puede legitimarlos como válidos, por más que esos neologismos no se usen todavía en ningún ámbito territorial específico. En el caso del quechua, existen ya varias academias desplegadas en los distintos países de su área de influencia, las que podrían abordar un trabajo conjunto, bajo la égida de la Academia de la Lengua Quechua del Qosqo. ..."
Adolfo Colombres

Extractado de "La emergencia de las lenguas americanas"
Suplemento Literario de LA GACETA                                                                                                        
Agosto 1 de 1999, Tucumán, Argentina
 
 
Regresa a Pagina Principal